No, no estás soñando, verdaderamente las obras que verás a continuación tienen un valor considerablemente alto y es que, más allá de el número que representa como objeto tangible, éstos cuadros valen lo que valen por que son piezas de historia.

Es lo intangible, los relatos, historias, memorias y vivencias del mismo autor lo que hacen tan valiosa una pieza de arte, por lo cual no se nos hace extraño.

1.  'Salvator Mundi' de Leonardo Da Vinci

Salvator Mundi es una pintura de Cristo como Salvator Mundi (Cristo como salvador del mundo) de Leonardo da Vinci, datada en torno al año 1500. La pintura presenta a Jesucristo vestido con atuendos renacentistas y otorgando bendición, con su mano derecha levantada con dos dedos cruzados mientras sostiene una bola de cristal en su mano izquierda.

Su valor oscila los 450 millones de dólares.

 

2. 'Los jugadores de cartas' de Paul Cézanne

Esta es la última versión de esta gran pintura de Paul Cézanne que permanece en una colección particular. La intensidad de los rostros de los jugadores hacen de esta pintura una de las obras maestras de la pintura post-impresionista.

Cézanne se enfoca, primordialmente, en otorgar al espectador la capacidad de distinguir rasgos psicológicos de sus personajes, no por la dramatización de sus rostros, sino por la expresividad excluida de las formas que se distinguen a simple vista.

Dicha pintura está valuada en 250 millones de dólares.

 

 3.'NO: 6. Violeta, verde y rojo' de Mark Rothko

El estilo de Rothko se caracteriza por el uso de grandes lienzos y bandas horizontales de colores brillantes. Pese a que la compra se vio envuelta posteriormente en disputas legales, esta pieza sigue siendo una de las más caras del mundo. Dicha obra muestra poco más de lo que su título revela y aún con eso ha logrado colocarse entre una de las obras mejor valuadas en el mundo.

La obra de Mark tiene un valor en el mercado de 186 millones de dólares.

¿Te imaginabas que obras como las que mencionamos pudieran llegar a valer tanto? la realidad es que cada pieza conlleva además del talento de artista, una historia detrás que la hace invaluable.