Padres, íconos, creadores, mayores representantes, como gustes llamarlos, lo cierto es que sin su genialidad tal vez jamás hubiéramos podido apreciar obras maravillosas que hoy forman parte de la historia del arte.

Aprovechando el mes en que conmemoramos el día del padre en México, te presentamos los padres de estilos increíbles que pasaron a volverse icónicos.

1. Pablo Picasso. Cubismo

No podía ser nadie mas que  Pablo Ruíz Picasso, el pintor malagueño es considerado el precursor del estilo conocido como cubismo, esto a raíz de su revolucionario estilo, saliéndose de lo convencional y adoptando formas geométricas para representar sus obras.

Tal como lo mostró e su pintura las señoritas de  Avignon, Picasso suprime la profundidad de sus creaciones haciéndolas ver como si todo está ubicado en el mismo plano. ¡Sorprendente!.

 

2. Salvador Dalí. Surrealismo

Excéntrico, único extravagante y con una genialidad que difícilmente volveremos a ver en este mundo. Salvador Felipe Jacinto Dalí i Doménech trascendió de tal manera en el mundo del arte que incluso tiene su propio museo en su natal Figueres.

Pese a ser un estudiante para nada destacado, Salvador logró convertirse en el nombre insignia cuando se hablaba de surrealismo, dadas sus cualidades y aptitudes para reflejar el mundo a través de sus ojos; unos ojos que veían la realidad diferente y lograba retratar de manera prodigiosa.

Multifacético y siempre extraordinario, así fue Dalí hasta su último día en este plano.

 

3. Claude Monet. Impresionismo

Fundador del movimiento impresionista, sus pinturas reflejan el impacto siempre cambiante de la luz y de las condiciones climáticas. 

Increíblemente con tan solo 15 años, Monet vendía caricaturas y realizaba bocetos a lápiz de barcos de vela, que eran casi técnicos por su detallismo. En 1870, Monet se casó con Camille Doncieux, quien ya había dado a luz a su primer hijo Jean Monet en 1867.

El término Impresionismo se acuñó en referencia al título de su pintura Impression, soleil levant (Impresión de sol naciente), que se exhibió en el año 1874 en la primera exposición independiente montada por el pequeño círculo de pintores impresionistas.